miércoles, 8 de junio de 2016

MI PERSONA

Yo soy una persona normal, una chica de veinticinco años cualquiera, una chica que trata de vivir su vida como puede y, lo mejor, como quiere o cree que es adecuada

Yo soy una persona con sus ideales claros, tan cabezota a veces que cuesta entrar en razón sobre algún tema, persona que defenderá sus argumentos, su opinión, su punto de vista hasta la muerte.

Yo soy una persona empática. Me pongo millones de veces en la piel de los demás, no hago lo que no quiero que me hagan y siempre intento tratar a todas las personas con respeto.

Yo soy imperfecta. Cometo fallos, me caigo, me levanto y me vuelvo a caer. Tropiezo con la misma piedra diez mil veces, y si hay una piedra con apariencia de nueva pero antigua vuelvo a tropezar con ella.

Yo soy una persona orgullosa, muy fiel a mis amigos que aunque sean pocos son de verdad, y rencorosa, quien me la hace me la paga y le hago la cruz para siempre

Yo soy una persona que no se mete en la vida de los demás, que siempre intenta dar su opinión de la forma más respetuosa posible.

Aquí viene mi punto de inflexión ¿quién eres TÚ y con que derecho te crees a juzgar mi vida, a juzgar como quiero organizarme, a juzgar en que gasto mi dinero, a juzgar si dejo de comer carne o no, a juzgar mis ideales, a juzgarme a mí?

Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra. Y no veas la paja en el ojo ajeno cuando no ves la viga en el tuyo.

Os puedo decir lo que no soy: no soy envidiosa, no soy mala persona, no me gusta hacer daño gratuito, no me gusta la desigualdad, no me creo más que nadie, no busco quedar por encima de nadie, no intento pisar a nadie para ascender, no soy pelotera, no bailo el agua a los demás, no voy de diva por la vida, no soy intolerante, no me meto en la vida de los demás.

No entiendo como esa gente puede carecer de vida propia para estar buscando un mínimo fallo que puede cometer cualquier persona real para acusarte con el dedo. No hay cosa que me saque más de quicio. No entiendo como en veinticuatro horas tienes un momento de buscar en perfiles de redes sociales algo que se ha escrito, algo que se pone, un lugar a donde se va, un dibujo para dar un punto de vista dañino y que no aporta absolutamente nada. ¿En serio vuestra vida es tan triste? ¿En serio tenéis que criticar en que invierto mi tiempo cuando estáis invirtiendo vosotros el vuestro en criticarme a mí?¿No se os ocurre millones de cosas más divertidas?

La gente tóxica siempre tiene que estar inventando, cotilleando, criticando y creyéndose lo más. NO SOIS EL OMBLIGO DEL MUNDO.

Porque señores, yo estoy a favor de las críticas constructivas, de todo se puede mejorar, todos tenemos millones de cosas que aprender de toda la gente que nos rodea, pero no de las críticas sin fundamento, que van a hacer daño o a crear mal rollo.

HAKUNA MATATA, VIVE Y SÉ FELIZ, y a esta canción tan popular del Rey León añadiría y NO TE METAS EN LA VIDA DE LA GENTE MEJOR DEDICATE A VIVIR LA TUYA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario